A la vanguardia

La Costeña® produce la más amplia gama de alimentos como chiles, salsas, frijoles y vegetales.

Tecnología

En el contexto de un concepto de negocio basado en la integración vertical, La Costeña® lleva a cabo una inversión permanente en tecnología de punta y ha implementado una nueva línea automática de corte que se actualiza de manera continua y que permite el procesamiento de la materia prima en sus instalaciones.

La Costeña® trabaja continuamente en el cambio tecnológico y en la elaboración de envases amigables con el medio ambiente, además de contar con hornos de litografía y soldadura electrostática. Mediante la tecnología implementada para la elaboración de los envases se consigue prolongar el tiempo de caducidad de cada producto y la empresa se ha convertido en pionera en Latinoamérica al implementar la línea de producción de tapas “abre-fácil”, además de la aplicación de recubrimiento flexible para el interior.

Producción

Almacenamiento

El almacenamiento de los productos es un terreno primordial para La Costeña®, pues todo el año pone al alcance de sus consumidores alimentos que conservan su frescura, sin importar que sean o no de temporada. Para ello, cuenta con almacenes automáticos extraordinariamente modernos.

Los dos centros de almacenamiento y distribución de La Costeña®, cuentan con 43 mil y 63 mil tarimas de capacidad respectivamente y son un ejemplo de eficiencia en la automatización de procesos.

Distribución y Presencia Nacional e Internacional

La Costeña® cuenta con múltiples centros de distribución a nivel nacional, además de tener presencia en más de 59 países, con distribuidoras en Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

En total hay 30 almacenes de distribución en la República Mexicana, para consolidar envíos de múltiples productos. El sistema de logística tiene cientos de rutas y unidades, las cuales cuentan con un sistema de ruteo llamado NEUS, que permite rastrear todas las unidades y asegurar el traslado de sus productos en tiempo y forma.

La Costeña® se afianza como una compañía en constante crecimiento, que ha ampliado sus alcances internacionalmente, y hoy en día cuenta con una presencia significativa en Estados Unidos, con la compra de Sun Vista en el 2000, y de Faribault Foods, en 2014.

Además, la oferta de productos ha escalado a más de 300, con 19 diferentes líneas de producción, totalmente automatizadas, tres plantas de producción en México, dos en Estados Unidos y una en Sudamérica.